S.O.S. para el dolor de Espalda Baja

El dolor de espalda puede aparecer de la nada.
Descubre qué puedes hacer al respecto.

ACERCA DE

El dolor de espalda puede aparecer de la nada. En la mayoría de los casos la espalda no está bien fortalecida ni ejercitada.
Por eso, ¡la mejor prevención para el dolor de espalda es fortalecerla!

La mayoría de los dolores de espalda son inofensivos y desaparecerán con el tiempo.

El dolor, tensión o rigidez en la espalda baja es una situación que la mayoría de las personas experimentamos en algún momento, y en la mayoría de los casos desaparece después de algunos días.

Existen muchas causas para el dolor de espalda, pero la mayoría de ellas puede prevenirse.

Si tienes dolor de espalda es importante saber:
La espalda tiene mucha fuerza, de hecho la columna vertebral y los músculos que la rodean son de las partes del cuerpo que tienen más fuerza. Solo algunos casos de dolor de espalda llegan a ser serios, por lo que son llamados "banderas rojas".
Así que, aunque experimentes dolor y una menor movilidad al agacharte o levantar objetos, no te preocupes. La causa más común de los esguinces es utilizar los músculos de la espalda en actividades a las que no estás acostumbrado, como cargar objetos pesados o hacer trabajos de jardinería.


GESTIÓN DE LA SALUD

Cómo acelerar la recuperación: aunque sea intenso, puedes tener suerte de que el dolor dure poco tiempo.
Prueba las siguientes medidas que te pueden dar alivio y pueden ayudar a recuperarte.

Calentamiento: Si tu espalda no está hinchada y sientes que el dolor proviene de causas mecánicas, puedes intentar aplicar calor local. El calor ayudará a aliviar la tensión muscular y es un buen remedio para los músculos endurecidos y con "nudos" de tensión.
Colócate un Parche León de Curitas (Cadera) en el área afectada. Te brindará calor intenso de manera sostenida y constante, al mismo tiempo de bloquear la transmisión del dolor.

Puedes intentar refrescar el área con una compresa fría. (El hielo es un remedio natural muy efectivo para aliviar el dolor, adecuado para golpes e inflamación).
Coloca el hielo en el área afectada. Si sientes que te alivia, déjalo actuar no por más de diez minutos en el lapso de una hora. Consulta a un médico si sospechas que tienes inflamación.

Puedes tomar medicamentos sin necesidad de receta médica para reducir el dolor, inflamación e irritación. Si los síntomas no mejoran, consulta a tu médico.

De igual manera, consulta a tu médico para que te recomiende si es mejor que guardes reposo o que continúes con ciertas actividades. Se recomienda regresar a tus actividades cotidianas lo más pronto posible, pues el movimiento ayuda a descontracturar, relajar y mantener a los músculos fortalecidos.

Un parche de calor puede aliviar la rigidez muscular.
No descanses demasiado. La clave es regresar a las actividades normales.

PREVENCIÓN

Después de que hayas experimentado por primera vez un dolor en la espalda baja, éste podrá regresar fácilmente si no tienes una actitud pro-activa al respecto.
Aquí te damos varios consejos que puedes practicar para fortalecer tu espalda en el largo plazo.

El ejercicio regular es muy importante, pues mantendrá fortalecidos a los músculos de tu espalda y estómago

Para evitar futuros problemas:

  • Ejercítate de manera regular y mantén fortalecidos a los músculos de la espalda y del estómago.
  • Al estar sentado, asegúrate de alternar posiciones e intenta moverte cuando pases mucho tiempo en una misma postura.
  • Observa si los factores psicológicos son la causa de tu dolor de espalda. Si es así, procura manejar mejor el estrés.

Consejos para prevenir dolores y tensión en la espalda baja

01

Si tu dolor en la espalda baja es consecuencia de realizar actividades a las que no estás acostumbrado, como levantar objetos pesados o realizar actividades de jardinería. Intenta entrenar tu cuerpo y tu espalda, podrás encontrar ejercicios especialmente diseñados en nuestra video librería.

Ejercítate regularmente. Un estilo de vida activo te ayudará a evitar dolores de espalda.

02

03

Si tienes que estar sentado atrás de un escritorio o manejando en la calle por muchas horas, intenta moverte o cambiar de postura frecuentemente, o tómate un momento para hacer ejercicios de estiramiento. Checa nuestra video librería, donde encontrarás los ejercicios adecuados.


RECOMENDACIÓN DE EXPERTO

"Incluso si el dolor de espalda baja es intenso, es importante que intentes regresar a tus actividades cotidianas lo más pronto posible.

"INTENTA REGRESAR A TUS ACTIVIDADES COTIDIANAS TAN PRONTO COMO PUEDAS, NO TE VAS A LASTIMAR"El calor te ayudará a relajar la rigidez de músculos y articulaciones; por otro lado, una compresa fría te puede ayudar a reducir el dolor e inflamación del área irritada."

Nunca se insistirá lo suficiente: Generalmente, el ejercicio es la mejor manera de fortalecer los músculos de la espalda baja.
Checa nuestra sección de videos donde podrás ver ejercicios especialmente diseñados para fortalecer tu espalda baja.
Además, tal vez quieras practicar Yoga o Pilates, pues te ayudarán a fortalecer los músculos que sostienen la parte baja de tu espalda.

Por favor toma en cuenta que ninguno de los consejos o recomendaciones que aquí te damos sustituyen a la asesoría médica profesional.
Importante: Consulta a un profesional de la salud en caso de una lesión, o si sospechas alguna condición médica como una fractura, o el uso excesivo de las articulaciones. Debería consultarse a un médico en los casos específicos cuando la lesión está enrojecida, inflamada o hay un aumento en la temperatura de las articulaciones, un problema de articulaciones en curso, y/o dolor severo asociado con síntomas neurológicos como entumecimiento o parálisis, hormigueo, o si el dolor se refleja hacia una o las dos piernas.

Para mayor información relacionada con los productos de Curitas, por favor contáctanos vía correo electrónico a la siguiente dirección:
phc@beiersdorf.com
Lee cuidadosamente las instrucciones de nuestros productos en su respectivo empaque.