Cómo verse bien
en tacones

¿Te encanta usar tacones altos?
Procura no darle un esfuerzo adicional a tus pies.

Viviendo una vida de altura

Claro que a todas nos encanta usar tacones altos. Vivir una "vida de altura" es divertido, femenino y siempre a la moda, aunque siempre hay algunas situaciones a considerar si queremos que nuestros pies se mantengan cómodos y saludables.
Curitas tiene los mejores consejos, desde la compra hasta el uso de zapatos altos, y algunas soluciones inteligentes para las adictas a este placer.

Consejos de supervivencia para las fans de los tacones altos

Siempre compra tacones altos medio número más grande
imagen_parche_gallo
Curitas Parche Gallo te protegerá de la presión
© Curitas

Es conveniente comprar una talla arriba cuando se trata de tacones altos, esto te permite dejar un espacio por si tus pies se llegan a hinchar. Siempre es recomendable comprar zapatos en la tarde, cuando el pie se ha hinchado un poco durante el día.

Para proteger los dedos de los pies, los talones o cualquier área que pudiera recibir fricción, especialmente en tacones con punta, te puedes poner un Parche Gallo de Curitas. Esto eliminará la presión en las áreas más propensas a lastimarse. Además, al añadir un poco más de acolchonamiento en el metatarso, podrás caminar más cómodamente.

Aprende cómo caminar en tacones altos

Los pasos tambaleantes no son muy elegantes, y además pondrán en riesgo a tus tobillos.

Al usar tacones altos, la mayoría de tu peso descansa en tus metatarsos (o bola del pie). Esto significa que tu peso se distribuye de una manera diferente, y la manera de andar es muy distinta a cuando lo haces en zapatos bajos.
Intenta un movimiento combinado de talón y metatarso, procurando que ambos toquen el suelo al mismo tiempo en cada paso que das.

Los tacones mejoran tu manera de caminar: Usar tacones altos te hará dar pasos más largos de los que normalmente das. Esto te obliga a enderezarte un poco, lo que se ve elegante y además te da un mejor equilibrio.

Si eres una verdadera adicta a los tacones, ten en cuenta los riesgos. Para prevenir algún daño ortopédico trata de usar tacones no muy altos. Incluso unos pocos centímetros pueden hacer la diferencia (un tacón de 5 cm por ejemplo, hará un daño menor que uno de 8 cm).

Alterna tus zapatos. No utilices siempre el mismo par de tacones, especialmente si hacen presión en un área específica de tus pies. Esto evitará la aparición de callos.

Si ya te salió un callo en algún dedo del pie, utiliza alguna de las soluciones inteligentes de Curitas. Un Parche Gallo de Curitas atacará al callo al mismo tiempo de proteger tus pies de la presión adicional que pudieran recibir.

Diversión y cuidado para tus pies: alterna tus tacones.

Elige tacones altos "abiertos" (en el área de los dedos) de vez en cuando, así tus pies no se sentirán tan encerrados.

Intenta reducir el tiempo que pasas en tacones altos. intenta cambiar de zapatos en el coche o en el transporte público y después póntelos de nuevo para lucirlos en el evento que tenías planeado. Y recuerda: Cuando te duelen los pies, te duele todo el cuerpo.

Asegúrate de usar un par de zapatos diferente cada día
Estrena tacones altos de vez en cuando
Para mayor información relacionada con los productos de Curitas, por favor contáctanos vía correo electrónico en la siguiente dirección:
phc@beiersdorf.com 
Lee cuidadosamente las instrucciones de uso de nuestros productos en el empaque.