La vida es mejor sin ampollas

Las ampollas causan dolor, incomodidad e impiden que realices ciertas actividades. Sigue nuestros tips para ayudar a aliviar el dolor y evitar infecciones.

¿Qué es una ampolla?

Una ampolla es un área de piel inflamada con líquido dentro. Son los mecanismos de defensa de tu cuerpo para protegerse contra la presión y fricción.
Un alto nivel de fricción puede provocar que la capa superior de la piel, la epidermis, se separe de las capas inferiores, dejando que el fluido llene este espacio. Esta es la manera de crear un “colchón” para proteger de la fricción.
Desafortunadamente, las ampollas se pueden reventar con facilidad si hay más presión. Tanto las ampollas intactas como las ya abiertas tienden a ser muy dolorosas si no son tratadas y pueden infectarse con facilidad. Esta es también la principal razón por la cual las ampollas no deben reventarse.
Las ampollas en los pies, manos, dedos son las más frecuentes.
 
Regresar al inicio

¿Cómo tratar una ampolla?

Las ampollas no deben reventarse ya que protegen la piel de daños más graves. Se recomienda tomar las precauciones necesarias para evitar fricción en el área afectada.

Utiliza Curitas transpiel surtido, con tamaños variados que se adecúen al tamaño de la ampolla y al lugar en donde esta se encuentre.

Es necesario limpiar el área afectada. Recomendamos Curitas Spray para Heridas para limpiarla y después secarla cuidadosamente antes de aplicar una vendita de Curitas en la herida. Además de ayudar a aliviar el dolor y reducir la fricción instantáneamente, la vendita protege la herida de la suciedad y las bacterias, creando condiciones óptimas para la curación.


bodegon_transpiel
Tips para el tratamiento de ampollas:
No se recomienda interactuar con la herida. Ejemplo: no revientes la ampolla ni remuevas las capas de piel, podría causar infección.
Asegura que la piel esté limpia y seca antes de aplicar una Curita.
Presiona firmemente la Curita en la piel
No cambies la Curita hasta que esta se despegue.

Regresar al inicio

¿Cómo prevenir una ampolla?

Las ampollas se pueden evitar tomando medidas simples para reducir las potenciales fuentes de fricción y presión.
Ya que las ampollas en talones y pies son muy comunes, es importante utilizar zapatos adecuados. Empieza a utilizar zapatos nuevos lentamente, quitándolos periódicamente antes de que el dolor empiece, en lugar de utilizarlos por un día completo.
Utiliza Curitas para asegurar que hay una capa adicional entre la fuente de fricción y la piel.
Las ampollas tienen más probabilidades de formarse en condiciones húmedas. Intenta mantener tus pies secos con Curitas Silver Active Spray o Curitas Fresh Deo Spray
 
Aunque la información sea recabada cuidadosamente, por favor toma en cuenta que los tips y consejos de este sitio no sustituyen un diagnóstico o tratamiento médico. Si crees tener algún problema de salud, consulta a un médico y sigue el tratamiento indicado sin importar lo que hayas aprendido en este sitio. Siempre lee y sigue cuidadosamente las instrucciones de uso o los folletos de nuestros productos. 
 
Regresar al inicio