Es muy fácil hacer un spa en tu casa

Consentir a tus pies con un pedicure profesional puede ser algo muy relajante, pero si quieres tener unos pies bien cuidados constantemente, ¡puedes obtener el mismo resultado en tu propio spa casero!
Te daremos algunos consejos para que tú misma puedas conservar unos pies suaves y bien cuidados.

1. Comenzando el pedicure.
Consigue una tina con agua tibia, una toalla y los utensilios necesarios; no olvides la piedra pómez, el alicate, las tijeras de cutícula y una lima en buen estado.
Elige el tono de esmalte de uñas que vayas a usar, y ten cerca un poco de algodón. Procura tener todo a la mano para que no tengas que salir corriendo a buscarlo en medio del pedicure.

Coloca todos los utensilios del pedicure en alguna canasta o recipiente para facilitarte las cosas.

2. Retira el esmalte de uñas viejo.
Es recomendable utilizar un removedor de esmalte que no contenga acetona, pues esta sustancia podría resecar las uñas de tus pies y provocar que se agrieten o que se lastimen de las orillas.

3. Moja tus pies.
Moja tus pies por unos quince minutos en agua tibia con un producto especial para pedicure, o bien agrégale al agua algún aceite con esencia. Además de ser relajante, logrará suavizar tus pies para facilitar la eliminación de piel seca y muerta.

4. Sécalos muy bien.
No olvides secar bien entre los dedos del pie, pues es un punto muy susceptible para el desarrollo de bacterias y acumulación de suciedad. Seca muy bien tus pies y pasa la esquina de la toalla entre los dedos.

7. Humecta tus pies.
Después de tanto trabajo, es momento de consentir a tus pies. Aplica un producto humectante especial para pies, para que se sientan suaves y tersos. Ya que la piel de los pies es mucho más gruesa que la de cualquier otra parte de tu cuerpo, necesitarás un producto humectante muy efectivo. La acción intensiva de la Crema humectante par pies secos es ideal para este propósito.
Tómate el tiempo para darle a tus pies un masaje mientras le aplicas la crema. Además de ser algo muy relajante, estimulará la circulación y te ayudará para que la crema penetre bien en la piel.

Regresar al inicio

Dale color a tus pies…

8. Es momento de atender a las uñas…
Primero, asegúrate de eliminar los restos de crema sobre las uñas con un removedor de esmalte sin acetona. Las uñas deberán estar perfectamente secas y sin residuos de crema antes de aplicar la primera capa de esmalte.
Para evitar manchas de esmalte, colócate un par de separadores de uñas de "foamy" (hule-espuma).

Primero coloca una capa de esmalte transparente como base. Esto ayudará a prevenir que las uñas pierdan el color fácilmente.
De vez en cuando deja que tus uñas descansen de estar siempre pintadas, pues el color constante puede ocasionar que se decoloren, especialmente cuando se usan esmaltes oscuros.

Deja secar cada capa aproximadamente diez minutos

9. ¡Dale color a tus uñas!
Deja que la base transparente seque por unos diez minutos y después aplica el color que más te guste. Una manera adecuada de aplicar el color es colocar tres líneas de esmalte, una en el centro y las otras dos a los lados.
Después de diez minutos, aplica una segunda capa, y por último después de otros diez minutos aplica una tercera y última capa.
Deja secar tus uñas por lo menos una hora. Utiliza unas chanclas abiertas para que no se arruine el esmalte.
(Nota: Un color oscuro u opaco tardará más en secar que un color claro o un brillo sencillo, especialmente cuando se han aplicado varias capas de color).

10. ¡Dale mantenimiento a tu manicure!
¡Terminaste! Tus pies te lo agradecerán. Y con un poco de cuidado puedes hacer que tu pedicure dure mucho tiempo. Para prevenir que se astillen las uñas, coloca una capa de esmalte dos veces a la semana.
Recuerda limar la piel callosa en la regadera cada tercer día, y no olvides aplicarte diariamente una crema humectante especial para pies como Curitas Crema Humectante para Pies Secos. Esto te ayudará a prevenir que vuelva a formarse la piel callosa.

Regresar al inicio

Consiente un poco más a tus pies…

Incluso cuando no tengas tiempo para la rutina de pedicure completa, puedes consentir a tus pies de vez en cuando:

  1. Disfruta de un relajante baño de pies de 15 a 20 minutos en agua tibia, por ejemplo mientras ves la televisión. Puedes agregar al agua algunas sales o aceites de aromaterapia.

  2. Aplícale a tus pies una cantidad generosa de crema antes de dormir (por ejemplo Curitas Crema Humectante para Pies Secos) y después ponte un par de calcetines de algodón. El calor ayudará para que la crema penetre mejor, y por la mañana tus pies estarán suaves como la piel de un bebé.

  3. Dale a tus pies frescura adicional usando un spray especial para pies, como Curitas Silver Active. La nueva fórmula de este antitranspirante contiene iones de plata que eliminan las bacterias y el mal olor, manteniendo tus pies sintiéndose frescos por 48 horas.

Regresar al inicio

Para mayor información relacionada con los productos de Curitas, por favor contáctanos vía correo electrónico en la siguiente dirección:
phc@beiersdorf.com 
Lee cuidadosamente las instrucciones de uso de nuestros productos en el empaque.