Ácido Salicílico

¿Qué es?

El Ácido Salicílico es un ingrediente activo utilizado en el Parche Gallo de Curitas.
El Ácido Salicílico es un ingrediente bien conocido y muy utilizado en el tratamiento de callos y piel callosa y áspera. Suaviza la capa de piel callosa así como el epitelio cornificado (el núcleo del callo).  Interactúa con los elementos que constituyen a las células y con las sustancias intercelulares de las capas externas de la piel, para así promover el desprendimiento de células de piel callosa (corneocitos).

Principio de Funcionamiento

El efecto del Ácido Salicílico ocurre en las capas externas de la piel. El ácido actúa aflojando la estructura intercelular que mantiene unidas a las células córneas del callo. Esto lleva a una mayor hidratación que provoca que el callo se hinche y se suavice (un proceso llamado acción queratolítica). Como consecuencia, se facilita la eliminación mecánica de las células de piel callosa.
El parche debe aplicarse sobre la piel seca y limpia, y deberá usarse por dos días. Los resultados podrán notarse después de cuatro días. Para más información haz click aquí.

¿Qué son los callos?

Los callos surgen si la piel es expuesta a presión permanente sobre un punto bien localizado. La piel reacciona construyendo una capa más gruesa de células córneas (piel callosa) para protegerse a sí misma de la presión.
Si continúa la presión local, la piel callosa se engrosa aún más y forma un callo. Finalmente en el centro de mayor presión se forma una masa de piel callosa en forma de cono.

Por qué aparecen los callos.

La presión localizada sobre una zona de la piel es una de las principales razones para que se desarrollen los callos. Los pies soportan la presión del peso de los huesos en combinación con cierta fricción, por ejemplo cuando los dedos de los pies rozan con los zapatos.
Por lo tanto, las principales causas para que aparezcan los callos son el uso de zapatos apretados o que lastimen los pies, calcetines o medias apretadas, estar de pie por mucho tiempo, tener pie plano, anormalidades en los huesos y una forma de caminar inadecuada.